Diferencias entre rinoplastia y rinomodelación

Cirugía estética

Tanto la rinoplastia como la rinomodelación se realizan para corregir ciertos aspectos relacionados con la nariz, pero se trata de técnicas distintas. Por ello, a continuación, vamos a explicar cuál es la diferencia entre la rinoplastia y la rinomodelación, y veremos las aplicaciones y ventajas de cada una de ellas.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es una intervención quirúrgica a través de la cual se modifica la forma o tamaño de la nariz, con el fin de darle armonía respecto al resto del rostro, o permitir una mejor respiración. Para conseguirlo, se modifican los cartílagos y los huesos de la nariz.

¿Qué es la rinomodelación?

Una rinomodelación es una corrección del perfil nasal sin realizar cirugía. Se hace para modificar el perfil, y es ideal sobre todo en dos casos: para quienes solo buscan una pequeña modificación, y para los pacientes que temen no gustarse después de su paso por el quirófano. La rinomodelación se realiza a través de la infiltración de sustancias.

Principales diferencias entre ambos tratamientos

Como hemos visto, la principal diferencia entre estas dos técnicas es que la rinoplastia es una intervención quirúrgica, a través de la cual se modifican ciertos rasgos de la nariz, actuando en el cartílago y la estructura ósea principalmente.

En cambio, la rinomodelación es un tratamiento médico estético sin cirugía, y se realiza infiltrando materiales de relleno tan seguros como el ácido hialurónico o la hidroxiapatita cálcica, con el objetivo de corregir ligeras asimetrías que, a menudo, guardan relación con la punta nasal. Se puede aplicar también con un fin estético, para dar armonía a la nariz y el resto de la cara.

Ventajas de cada uno de ellos

Las principales ventajas de la rinoplastia son las siguientes:

  •     Permite modificar el tamaño, ancho y forma de la nariz.
  •     Sirve para corregir los deterioros causados por la edad.
  •     Obtiene resultados inmediatos, y definitivos a partir de los seis meses.
  •     Da la posibilidad de corregir los rasgos más característicos de la nariz.
  •     Consigue resultados muy naturales.
  •     Es una solución para mejorar las proporciones y la armonía con el conjunto del rostro.

Por su parte, las ventajas más importantes de la rinomodelación son estas:

  •     No es un tratamiento definitivo, por lo que permite hacer los ajustes que requiera el rostro por el paso del tiempo.
  •     Se trata de una técnica no invasiva, y con resultados inmediatos.
  •     En la mayor parte de los casos no requiere anestesia, y cuando es necesaria, se aplica anestesia local.
  •     Prácticamente no tiene periodo de recuperación y sus resultados son inmediatos.
  •     Es un tratamiento rápido y sin dolor, que permite hacer una vida normal desde el primer momento.

¿Cuál es la mejor opción para mi nariz?

Depende de cuál sea el objetivo perseguido. La rinoplastia, como técnica quirúrgica, es una opción adecuada a la hora de reducir el tamaño de la nariz, o adaptarla al rostro y a las características de la persona.

Sin embargo, en el caso de los pacientes que solo desean mejorar su rostro, con un tratamiento no quirúrgico ni invasivo, la rinomodelación es un tratamiento adecuado cuando se desean corregir ángulos con respecto a la frente y al labio que son desproporcionados o inadecuados estéticamente. Se trata de crear un área de reflexión de la luz que corrija el ancho y longitud de la nariz, así como el dorso, la punta o las proporciones con respeto al resto de la cara.

Algunos de los principales casos en los que es aconsejable decantarse por una rinomodelación en lugar de una rinoplastia son los siguientes:

  •     Cuando se desea esculpir las estructuras en estático y en reposo.
  •     Para conseguir una mejor estética nasal sin someterse a una intervención quirúrgica.
  •     En los tratamientos focales en dorso o punta.
  •     Si se tiene una piel nasal especialmente fina.
  •     Cuando el paciente es susceptible de rinoplastias de aumento.
  •     En aquellos casos en los que solo hay que corregir una leve asimetría.
  •     Cuando se desea corregir solo la punta nasal.
  •     Si se presenta deformidad en V invertida y no se desea otra cirugía.
  •     En rinoplastias secundarias, o clientes con defectos de proyección.

Nordetia. Natural aesthetic. Natural results.

Artículos relacionados
Scroll Up