Ginecomastia: Qué es, por qué se produce y cómo tratarla

Cirugía estética

La ginecomastia, un aumento de la glándula mamaria por encima de lo normal, es un problema que afecta a muchos hombres. Hay casos en los que no es muy importante y por lo tanto no requiere de tratamiento alguno, pero en otros el pecho adquiere un tamaño que puede suponer un mayor inconveniente estético e incluso puede derivar en malestar psicológico por falta de autoestima.

Por ello, en Nordetia vamos a explicarte qué es la ginecomastia, cuáles son las razones que la provocan y sus opciones de tratamiento.

¿Qué es la ginecomastia?

La ginecomastia es un aumento del tamaño normal de la mama en un hombre, a causa del crecimiento del tejido de las glándular. Puede darse en un solo lado o en ambos, y en ocasiones presenta un aspecto desigual en cada uno de ellos.

Este problema se puede presentar a cualquier edad, si bien es más común en la adolescencia y en hombres de a partir de 40 años.

Principales causas que la producen

El origen de la ginecomastia es una disminución de testosterona en relación al nivel de estrógeno del paciente debida a diferentes causas, que dificultan la actuación de la testosterona.

Estos cambios hormonales pueden ser de carácter natural, y pueden tener lugar a cualquier edad de la vida de un varón, incluso en sus primeros días de vida. Lo que ocurre es que, en estos casos, el problema se resuelve por sí solo en un plazo corto de tiempo, normalmente inferior a un mes.

Durante la adolescencia también es habitual que se produzcan cambios hormonales que hacen que aumente la mama en el varón, y que también suelen desaparecer solos con el tiempo. Así pues, es en la edad adulta cuando este problema suele tener un carácter permanente.

Un consumo reiterado de ciertas drogas o alcohol también puede provocar un crecimiento del tamaño del pecho del hombre. Este problema también puede ser debido a ciertos tumores, otros problemas de salud como hipertiroidismo o insuficiencia renal entre otros, o incluso puede no ser más que una consecuencia natural del envejecimiento.

Por otra parte, el uso de ciertos medicamentos, entre otros antiandrógenos para el tratamiento de problemas de próstata, andrógenos, esteroides anabólicos y algunos fármacos para el SIDA, provocan también ginecomastia.

¿Cómo tratar la ginecomastia?

El principal tratamiento de la ginecomastia consiste en una cirugía mediante la cual se reduce la mama del paciente, mejorando de este modo el aspecto del tórax. A través de este procedimiento se corrige el hiperdesarrollo antiestético que provoca el aumento de las glándulas mamarias y/o del tejido graso de la zona.

La operación para corregir la ginecomastia se realiza con anestesia general, o bien anestesia local y sedación. Consiste en hacer una incisión pequeña en el borde de la areola, para eliminar el tejido glandular, la grasa y la piel que sobran. Las cicatrices que produce esta intervención son casi imperceptibles.

¿Se puede eliminar sin cirugía?

Hay ocasiones en las que la ginecomastia se puede tratar con medicación, según la causa que la produzca. Pero en otros muchos casos, el aumento de las glándulas mamarias no responde a los fármacos, y se presenta un aumento importante de las glándulas mamarias o un exceso de tejido graso en la zona.

Cuando esto sucede, la única posibilidad para tratar este trastorno estético es  realizar una operación para extirpar el tejido sobrante.

Nordetia. Natural aesthetics. Natural results.

Artículos relacionados