Lipoescultura 3D: qué es, ventajas y cuidados

Cirugía estética

Hay ocasiones en las que una dieta equilibrada y la realización de ejercicio físico de manera habitual, no son suficientes para terminar con la grasa localizada. En esos casos, en Nordetia aconsejamos a nuestros clientes una técnica quirúrgica que proporciona unos excelentes resultados: la lipoescultura 3D.

A continuación vamos a contarte qué es la lipoescultura 3D y todo lo que debes saber sobre esta intervención.

¿Qué es la lipoescultura?

Una lipoescultura es una intervención de cirugía plástica que se realiza para eliminar depósitos de grasa localizada que se encuentran entre la piel y el músculo, buscando la remodelación del cuerpo con resultados permanentes. Se realiza por zonas y bajo anestesia. 

¿En qué consiste la lipoescultura 3D?

La lipoescultura 3D es un procedimiento quirúrgico para remodelar el cuerpo de forma integral, y lograr una silueta más definida. Su objetivo, es conseguir el mayor modelado tridimensional, por eso se llama lipoescultura 3D. Es fundamental ponerse en manos de cirujanos altamente cualificados, para lograr una buena retracción cutánea, ya que, tras la intervención, la piel suele quedar flácida y lo que interesa es que la piel se adapte y se pegue perfectamente. Suele ser habitual e importante, combinarla con la técnica del lipofilling en ciertas partes del cuerpo, para conseguir mayores cambios en la silueta. Hay personas que solicitan, además, la marcación abdominal, con la que se logra un aspecto más juvenil y deportista.

Para realizarla se aplica anestesia local y sedación, y se hacen unas pequeñas incisiones en zonas apenas visibles. Se introducen unas cánulas muy finas entre los depósitos de grasa que se encuentran debajo de la piel, para romper la grasa y succionarla a continuación.

Después de la intervención, se coloca una faja, unas medias o un vendaje elástico en las zonas tratadas, para disminuir la inflamación y evitar que se acumulen líquidos. El

cliente debe llevar las prendas de comprensión durante un plazo de 2 a 3 semanas, según le indique el cirujano.

¿Cuáles son los principales cuidados?

Para que la lipoescultura 3D consiga los efectos deseados, es necesario seguir las siguientes recomendaciones:

  • Mantener la prenda de compresión en la zona tratada durante el tiempo indicado (que será de 2 a 4 semanas).
  • No realizar actividad física de alto impacto por un tiempo de entre 2 y 4 semanas.
  • Evitar la exposición al sol durante las primeras semanas después de la intervención.
  • Tomar los analgésicos prescritos por el especialista, a fin de prevenir posibles molestias.
  • Realizar drenajes linfáticos en la zona tratada durante el mes posterior a la intervención.

Ventajas de esta técnica

Son muchos clientes que apuestan por la lipoescultura 3D, por los beneficios que obtienen de esta intervención:

  • Llevando una dieta equilibrada y realizando actividad física habitual, los resultados de la lipoescultura 3D pueden llegar a ser definitivos.
  • Las cicatrices que deja la intervención son pequeñas, y con el tiempo resultan casi imperceptibles.
  • El periodo de baja laboral suele ser bastante breve, entre 3 y 5 días.

Cuál es la diferencia entre la lipoescultura 3D y la lipoescultura tradicional

Aunque la lipoescultura 3D es una variante de la lipoescultura clásica, se diferencia de esta última en que sus efectos son especialmente precisos. A través de esta técnica se busca la definición de los músculos, con resultados específicos como el marcado de los abdominales.

¿Existe algún riesgo?

Siempre que se realice en una clínica autorizada, que reúna todas las medidas de seguridad, y que la lleve a cabo un cirujano experto, la lipoescultura 3D es un procedimiento seguro, que no tiene por qué entrañar riesgo alguno para el cliente. También es importante seguir las recomendaciones que vimos anteriormente, pero, en este caso, con el objetivo de que los resultados obtenidos sean los que se buscan.

¿La grasa extraída se puede usar para aportar volumen en otras zonas?

En algunos casos, la casa extraída se puede utilizar para integrarla en otra zona del cuerpo. Este procedimiento es conocido como lipotransferencia, y debe hacerse de forma muy rigurosa y siempre en zonas que sean aptas (ya que no todas las partes del cuerpo lo son).

Lo que se hace es extraer la grasa, filtrarla y centrifugarla, para incorporarla de nuevo en el cuerpo en unas condiciones óptimas, y en aquella o aquellas zonas que el cirujano considere oportuno.

Nordetia. Natural aesthetic. Natural results.

 

Artículos relacionados