Técnica de estimulación capilar con 6 puntos, para aumentar el crecimiento del cabello y su fortalecimiento

Medicina capilar

Es una nueva técnica totalmente revolucionaria, con la que se consigue aumentar el crecimiento del cabello y el fortalecimiento del mismo. Su finalidad es estimular el folículo piloso, para que se produzca un pelo de mejor calidad, logrando así revertir su afinamiento, algo que previene el avance de la alopecia. 

Se ha desarrollado, porque la mesoterapia capilar permanente y constante que se hace antes y después a las personas que se someten a un injerto capilar, no deja de ser un “microtrauma” que crea una cicatriz inflamatoria, y que, además, puede llegar a producir pequeñas áreas de alopecia o falta de efectividad en el injerto que se ha realizado. 

Para llevarla a cabo, previa asepsia y anestesia tópica, se emplean vitaminas más oligoelementos o Dutasteride/Finasteride. Hay zonas sin pelo en las que, por supuesto, no podemos pretender que vuelva a salir el cabello, pero vamos a poner un par de puntos de inyección en las mismas, con el fin de fortalecer cualquier folículo que quedara activo. Lo más habitual es distribuir esos seis puntos de abordaje en la parte central, en la lateral, y en la posterior del cuero cabelludo. 

Como el cuero cabelludo es una zona que por debajo está separada del cráneo (podríamos decir que es un espacio virtual) y está correctamente vascularizada, la forma de aplicarlo, es inyectar justo por debajo del cuero cabelludo, para que no quede tensionado. Cuando se infiltra, se puede apreciar que dicha infiltración crea algo de volumen, por lo que se debe aplicar muy despacio y comprimir la zona para lograr que dicho volumen se distribuya de manera adecuada y uniforme.

A la hora de aplicar esta técnica, vamos a hacer un especial hincapié allí donde todavía quede pelo activo. ¿Qué vamos a conseguir? Fortalecer el cabello que el cliente aún tenga en esa zona. 

Es importante insistir en que se debe inyectar muy despacio y sin crear ninguna tensión en los folículos pilosos, para que no se produzca una pérdida de pelo.

Se trata de una técnica muy ventajosa, no solo por los buenos resultados que proporciona, sino porque, además de no ser dolorosa, no produce sangrado y solo se emplean 6 puntos de abordaje. Se puede llevar a cabo tanto en hombres, como en mujeres y no solo porque presenten un problema de alopecia, sino también porque deseen mejorar la calidad de su cabello. Asimismo es muy recomendable tras superar el periodo de la menopausia, ya que durante esa etapa suele disminuir la densidad capilar, y en el postparto, momento en el que aumenta la fragilidad del pelo y disminuye el recambio normal del mismo.

Nordetia. Natural aesthetic. Natural results.

Artículos relacionados