Guía: ¿Cómo quitar las marcas de acné?

Medicina estética integral

Aunque el acné es un problema común en la adolescencia, y en muchos casos no deja secuelas, hay personas que sufren de cicatrices que alteran el aspecto normal de su piel. En Nordetia vamos a explicarte cómo quitar las marcas del acné.

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad de la piel que hace que los folículos pilosos queden obstruidos por una acumulación de grasa y células muertas, provocando la aparición de puntos blancos, espinillas y granos. Puede afectar a personas de todas las edades, pero es mucho más habitual durante la adolescencia. 

Las principales causas que lo provocan son una producción excesiva de grasa (sebo), folículos pilosos obstruidos por grasa y células muertas, inflamación y bacterias. Existen mitos que relacionan el acné con la alimentación, pero hay pocas evidencias científicas sobre esta relación. Sí parece que algunos alimentos, como el pan, el chocolate o las patatas fritas entre otros, pueden empeorar el problema, aunque no está demostrado científicamente. Los cambios hormonales también pueden desencadenar la aparición del acné.

Hay casos en los que el acné es especialmente persistente, haciendo que cuando un brote empieza a desaparecer, empiece otro nuevo. Y en los casos más graves deja cicatrices, causando un problema estético que puede provocar a su vez problemas de autoestima. a las personas que lo padecen. De ahí la importancia de comenzar un tratamiento lo antes posible. 

¿Por qué aparecen marcas o cicatrices? 

Las cicatrices que provoca el acné se deben a que las lesiones que produce este trastorno producen roturas de la pared del folículo. Esto hace que la infección se extienda por la dermis, destruyendo el tejido cutáneo sano. 

¿Cómo eliminar las marcas de la piel?

Te contamos cuáles son los mejores tratamientos para el acné que se aplican en la actualidad:

Peelings químicos específicos

Los peelings químicos alisan la piel, mejorando la textura alterada por el acné. Consisten en una técnica de exfoliación mediante la aplicación de productos que renuevan la capa cutánea más superficial. Se podrá realizar un número más o menos amplio de sesiones, en función de la gravedad del acné o la edad del cliente, entre otros aspectos a tener en cuenta. 

Ácido hialurónico no voluminizador infiltrado

El ácido hialurónico es una sustancia presente en la piel de forma natural. Las inyecciones de ácido hialurónico permiten rellenar las cavidades o cicatrices provocadas por el acné, al tiempo que hidratan y dan un aspecto más liso y saludable. También en este caso, hay que valorar cuántas sesiones necesitará el cliente para lograr los mejores resultados posibles.

Radiofrecuencia médica facial

Se trata de un tratamiento no invasivo y sin dolor, que busca aumentar la producción de colágeno mediante la estimulación de la circulación sanguínea. En el caso del acné se aplica para que las marcas y cicatrices queden lo más reducidas posible, y para disminuir la aparición de nuevos brotes. 

Consejos y recomendaciones para el cuidado de la piel

Algunos de los principales cuidados que se deben seguir para evitar el acné son los siguientes:

Limpiar la piel, al menos, dos veces al día

Las personas con tendencia al acné deben limpiar la piel por la mañana y antes de acostarse como mínimo. A ser posible, se debe utilizar un gel o jabón purificante.

Utilizar mascarillas seborreguladoras

Además de limpiar la piel, es aconsejable utilizar una mascarilla reguladora de la grasa una o dos veces a la semana. Estos productos ayudan a que la piel se renueve de forma sana.

Tomar el sol, pero con moderación

La exposición al sol puede ser muy positiva para regular el acné, contribuyendo a que los granos se sequen. Ahora bien, es importante controlar el tiempo que se toma el sol, porque hacerlo en exceso hará que la piel detecte que se está secando y comience a regular grasa de más para compensarlo, empeorando el problema. 

No tocar los granos y espinillas

Si se toca la piel afectada por el acné puede infectarse, lo que hará que el brote empeore y tarde más tiempo en desaparecer. 

Llevar una dieta sana

Aunque como hemos visto no hay tanta relación entre la alimentación y el acné como tradicionalmente se pensaba, sí se sabe que una vez que aparece el problema, ciertos alimentos pueden agravarlo. Entre ellos, los ultraprocesados, la bollería industrial y los embutidos.

Evitar el estrés, el tabaco y el alcohol

Al igual que ocurre con determinados alimentos, estos son elementos que empeoran el acné.

Nordetia. Natural aesthetic. Natural results.

Artículos relacionados