Patas de gallo: rejuvenecer la mirada

Medicina estética integral

Si bien las patas de gallo son una de las consecuencias naturales de la edad, existen opciones para combatirlas y devolver a la mirada un aspecto juvenil.

Por ello, en Nordetia vamos a darte toda la información que necesitas sobre las patas de gallo y sus opciones de tratamiento.

¿Qué son las patas de gallo?

Las patas de gallo son unas pequeñas arrugas horizontales que aparecen junto a los ojos, en su parte exterior. Se forman cuando se hace algún gesto con los ojos, por ejemplo al sonreír o llorar, por lo que son consideradas como líneas de expresión.

¿Por qué aparecen?

Aunque el estilo de vida (tabaquismo, mala alimentación, etc.) puede influir en la aparición de las patas de gallo, existen dos causas principales que las provocan:

Envejecimiento

Uno de los signos del paso del tiempo son las patas de gallo, que son de las primeras arrugas que aparecen en el rostro. De hecho, pueden surgir a partir de los veinte años.

Por lo cual es importante cuidarse la piel de la cara, y en concreto del contorno de ojos en este caso, antes de que aparezcan las primeras marcas de expresión en forma de patas de gallo.

Factores genéticos

Hay personas con mayor tendencia biológica a la formación de patas de gallo. Además, es habitual copiar los gestos y la forma de expresarse de los padres, que pueden favorecer la formación de las patas de gallo.

¿Cómo rejuvenecer la mirada?

Es importante trabajar a lo largo del tiempo y adaptando tratamientos personalizados al tipo de piel, al grado de envejecimiento…

A continuación vamos a hablarte de algunos de los tratamientos que aplicamos en Nordetia para combatir las patas de gallo en los protocolos médicos que diseñamos para combatir el envejecimiento: 

Peelings médicos profundos

El peeling médico profundo consiste en la aplicación de un agente químico para alterar y renovar las estructuras más profundas de la piel, y se realiza con anestesia.

Se trata de un procedimiento completamente seguro para combatir las patas de gallo, y suele bastar con una sola sesión para conseguir los resultados deseados.

Toxina botulínica

La toxina botulínica es una proteína natural que relaja los músculos y modula las tensiones propias de la expresión del rostro. Consiste en una potente neurotoxina que inhibe la secreción de acetilcolina en la sinapsis entre las uniones neuromusculares, bloqueando las terminaciones nerviosas y relajando la movilidad muscular.

El hígado metaboliza rápidamente la toxina botulínica, por lo que su efecto dura en torno a 4 meses. Tras lo cual la neurona se regenera, lo que permite la movilidad del músculo de nuevo.

Pues bien, la aplicación de toxina botulínica es uno de nuestros tratamientos contra las patas de gallo. Existen 4 factores a tener en cuenta, que consisten en la dilución, la dosis, la reconstitución y la técnica para inyectarla.

El tratamiento con toxina botulínica se hace por unidades musculares: el entrecejo, formado por el músculo procerus y dos músculos corrugadores a cada lado, para lo que suelen utilizarse 5 puntos de inyección.

Concretamente, para tratar las patas de gallo, que se producen en la parte externa del ojo, se utilizan 2 o 3 puntos de inyección. De este modo se consigue que la mirada parezca más atractiva, sin que se resienta la capacidad de mostrar sorpresa o alegría a la hora de gesticular.

Ácido Hialurónico de última generación 

El ácido hialurónico de nueva generación, como Sisthaema Hevo T, aúna las propiedades hidratantes de esta sustancia con una novedosa capacidad de formar colágeno.

El ácido hialurónico de nueva generación hidrata profundamente, da mayor calidad a la piel y hace que se produzca un efecto lifting natural de forma inmediata. Ello sin necesidad de dar más volumen al rostro, y sin las reacciones secundarias típicas.

El tratamiento con Sisthaema Hevo T se realiza a través de inyección, con las agujas de calibre más pequeño del mercado. La sustancia se aplica en 6 puntos estratégicos, buscando un efecto de corrección inmediata. Con el paso de los días se observará el tensado de los tejidos.

Tecnología Plasma

La Tecnología Plasma es una técnica novedosa y segura para el tratamiento de las patas de gallo. Además se trata de un tratamiento eficaz y no invasivo, que se realiza con anestesia combinada.

Se utiliza un dispositivo con un efecto parecido al del láser, ya que se aplica calor controlado en la zona, pero sin quemar en profundidad. El láser plasma se hace a nivel superficial, sin provocar ningún daño en las capas más profundas de la dermis, evitando así la aparición de cicatrices.

Sus resultados son prácticamente inmediatos, es un procedimiento casi indoloro, y permite incorporarse a la rutina diaria directamente.

¿Se pueden prevenir?

Es importante seguir los siguientes consejos para prevenir la aparición de las patas de gallo y construir un plan personal de cuidado

  • Cuidar la piel del contorno de ojos desde joven.
  • Llevar una alimentación equilibrada, que incluya alimentos antioxidantes (zanahorias, pimientos rojos, tomates, arándanos, etc.).
  • Evitar la exposición prolongada a la luz solar en las horas de más incidencia de la misma.
  • Utilizar protección solar en el rostro.
  • Proteger la piel del rostro con una crema antiarrugas específica para el contorno de ojos.
  • Minimizar el consumo de bebidas carbonatadas.
  • No fumar, e intentar que los ojos estén en contacto directo con el humo del tabaco, para evitar su irritación y envejecimiento.

Nordetia. Natural aesthetics. Natural results.

Artículos relacionados