Rinomodelación, corrige tu perfil sin cirugía
Medicina estética integral

Uno de los rasgos del rostro que más llama la atención es la nariz. Otorga personalidad y cuando es proporcionada, contribuye a aumentar la armonía facial al estar situada en el centro de la cara y ser la parte más prominente de la misma.  Son muchas las personas a las que les encantaría retocársela, pero debido al miedo a pasar por el quirófano, finalmente no se deciden a dar el paso. La rinomodelación es la corrección del perfil nasal sin cirugía. Afortunadamente, cada vez existen más alternativas médico-estéticas con las que se puede mejorar el aspecto de aquello que no nos gusta, de una forma cómoda, sencilla y con resultados inmediatos.

La rinomodelación corrige el perfil siendo la opción médico-estética cada vez más demandada para evitar una intervención. También es ideal para quienes tienen miedo a no gustarse tras pasar por el quirófano, y en aquellos casos en los que se buscan pequeñas modificaciones.

No cabe duda, que la rinoplastia (técnica quirúrgica) es la mejor opción no solo para reducir y adaptar la nariz a las facciones y características propias de cada persona, pero, si lo que buscas es mejorar y embellecer tu rostro con un retoque súper efectivo, pero muy sutil, la mejor alternativa es la rinomodelación. Si quieres saber más, sigue leyendo…

La rinomodelación corrige tu perfil

Es un tratamiento médico-estético no invasivo. Se lleva a cabo gracias a la infiltración de materiales de relleno, compuestos por sustancias reabsorbibles por el organismo, con el objetivo de realizar pequeñas modificaciones de la nariz y corregir diversas imperfecciones e irregularidades. Gracias a esta técnica, se obtiene una forma equilibrada con el conjunto del rostro, sin necesidad de someterse a una cirugía estética.

Es un procedimiento sencillo, rápido y ambulatorio, que se ha convertido en uno de los más demandados en medicina estética facial, por los excelentes resultados que se logran de manera inmediata.

Para que éstos sean óptimos, es fundamental conocer perfectamente la anatomía del área a tratar, utilizar el mejor producto y emplear la técnica más adecuada.

¿Cuándo está indicada una rinomodelación?

La Dra. Marjorie Garcerant Tafur, Directora de Nordetia Clinics Madrid Vaguada, y especialista en medicina estética integral, asegura que una rinomodelación estaría indicada en los siguientes casos:

  1. Para mejorar la estética nasal sin necesidad de recurrir a la cirugía.
  2. Para esculpir las estructuras en estático y en reposo.
  3. En tratamientos focales en punta o dorso.
  4. En personas susceptibles de rinoplastias de aumento.
  5. En casos de piel nasal fina.
  6. Para pequeñas asimetrías.
  7. En rinoplastias secundarias.
  8. En clientes con defectos de proyección.
  9. Para personas en las que sea necesario definir la punta.
  10. En el caso de personas con deformidad en V invertida, que no desean otra cirugía.

Ventajas de una rinomodelación

  1. Es una técnica no invasiva, cuyos resultados son inmediatos.
  2. Al no tratarse de un tratamiento definitivo, permite realizar ajustes a medida que el rostro va cambiando con el tiempo y se puede ir retocando de manera muy sutil, garantizando de ese modo un aspecto muy natural y el efecto deseado.
  3. En la mayoría de los casos, la rinomodelación no requiere de anestesia, aunque algunos clientes pueden necesitar una ligera anestesia local para evitar las pequeñas molestias que puedan aparecer durante el tiempo que dura el tratamiento.
  4. Es un procedimiento indoloro, rápido y que le permite al cliente seguir haciendo su vida habitual desde el primer momento, ya que no aparecen ni hematomas ni hinchazón. En algunos casos, es necesario realizarse entre dos y tres sesiones para conseguir el resultado deseado.

¿Qué pautas debemos seguir tras una rinomodelación?

  • Seguir las prescripciones médicas.
  • Evitar dormir boca abajo.
  • No realizar actividades que puedan dañar la nariz, tales como practicar deporte en las horas posteriores a la aplicación del tratamiento.
  • Comunicar al especialista si se sufren dolores o molestias.
  • Evitar el uso de gafas durante unas horas.

Diferencia entre rinoplastia y rinomodelación

La rinoplastia consiste en una intervención de cirugía estética. El objetivo, a nivel general, consiste en modificar los rasgos de la nariz del cliente.

Por ese motivo, se actúa sobre su estructura ósea y sobre el cartílago, entre otras zonas. Lo que se busca, normalmente, es que la nariz quede perfectamente integrada en el resto de la cara y presente una estética atractiva.

La rinomodelación, en cambio, es un tratamiento estético realizado mediante infiltración de sustancias.

El objetivo que se busca con él es corregir algunas pequeñas asimetrías, muchas veces relacionadas con la punta nasal.

También podemos perseguir fines estéticos, intentando armonizar la nariz con los demás rasgos de la cara.

La rinomodelación es una alternativa a la rinoplastia. Sin embargo, hay que destacar que no es un método sustitutivo, ya que no tiene la capacidad de corregir ni modificar la estructura nasal tal y como se hace en el caso de la rinoplastia.

La rinomodelación surge como una alternativa a la rinoplastia para hacer pequeños retoques, que en ningún caso sustituye a la rinoplastia, pero que se puede utilizar en aquellas personas con defectos de pequeño tamaño o que, como ya hemos indicado, tengan miedo a pasar por el quirófano.

Nordetia. Natural aesthetic. Natural results.

Artículos relacionados
Scroll Up