MEDICINA

VASCULAR

Esclerosis química de varices

Elimina tus varices sin cirugía.

Resultados y duración

Duración: entre 20 y 30´.

Resultados: suelen ser permanentes e inmediatos.

¿Qué es?

La esclerosis química de varices consiste en la infiltración de un medicamento (en forma líquida o de microespuma) en la variz, produciendo una alteración en la pared interna de la misma, que lleva a la fibrosis y al posterior cierre de la variz tratada. Es una solución totalmente efectiva, incluso para aquellas de mayor tamaño.

¿Cómo se realiza?

El primer paso consiste en realizar una historia clínica, que incluye una serie de preguntas y un examen físico. Además, en el caso de que el especialista lo considere necesario, se realizará también un estudio de Eco Doppler, para conocer el estado de su árbol venoso y, de este modo, determinar su patología y las varices a tratar.

Después del diagnóstico, se procede a realizar el tratamiento de manera ambulatoria. Consiste en la infiltración de un medicamento, en forma líquida o de espuma, dentro de la vena afectada. Dicha vena tratada y cerrada, se comporta con el tiempo como una cicatriz interna, y es reabsorbida por el organismo.

Ventajas

  • Es posible tratar todo tipo de varices, desde arañas vasculares, a grandes varices o venas como las safenas.
  • Es un procedimiento que se lleva a cabo de forma ambulatoria.
  • Es altamente eficaz, seguro y prácticamente indoloro.
  • No precisa de reposo ni baja médica. La incorporación a la rutina habitual es inmediata.

Zonas de aplicación

Las venas de las piernas.

Recomendaciones y cuidados

  • Tras el procedimiento, se deberá caminar unos 20-30 minutos.
  • Asimismo, en algunos casos, se indicará la utilización de medias de compresión durante el periodo que determine el especialista.
  • Es recomendable la aplicación de una crema con vitamina K, con el fin de favorecer la eliminación de los hematomas que pueden aparecer tras la infiltración.

FAQs

¿Qué pasa con la sangre (circulación) que pasaba por esa vena?

Las varices son venas que no funcionan correctamente, favoreciendo la acumulación de sangre en ellas, lo cual dificulta el retorno venoso. Debido a esto, las venas colindantes ya asumían parte de la función. Con este tratamiento evitamos que fracasen dichas venas, y que su funcionamiento sea el adecuado.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes?

Lo más habitual es que aparezca cierta inflamación localizada en el área de tratamiento durante los primeros días, y algún hematoma como consecuencia de la infiltración llevada a cabo en la vena.

¿Se reproducen las varices?

La vena tratada es reabsorbida por el organismo, por lo cual no vuelve a aparecer. Sin embargo, quienes tienen una enfermedad venosa crónica, tienen un mayor riesgo de tener otras varices a lo largo de su vida. Por ello, se aconseja una revisión anual, siguiendo siempre las recomendaciones pautadas por el especialista en flebología.

Pide información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para informarte y concertar una cita.

    Debes aceptar los términos y condiciones antes de enviar tu mensaje.

    Tratamientos relacionados

    Presoterapia.
    Drenaje linfático manual.
    Scroll Up